Wednesday, May 16, 2007

The social life of the tortilla

Argumentos de lectura de la tercera sesión: el comercio en el espacio global
por Rosey Obet Ruiz González
14 de mayo, 2007

Lind, David & Elizabeth Abraham (2004). The social life of the tortilla: Food, cultural politics and contested commodification. Agriculture and Human Values. Vol. 2:47-60

Los autores argumentan que la cultura en que producimos, preparamos y comemos nuestros alimentos son diferentes unos de otros. No comemos únicamente para adquirir nutrientes. Nosotros comemos para saborear combinando carnes, frutas, vegetales, y sazonando en una variedad compleja de interacciones químicas que producen diferentes olores y sensaciones. Los autores declaran que comemos por otras razones que únicamente saborear. La carne, patatas, manzana, pavo, nixtamal, tacos, frijol y arroz, yogurt, entre otros; todos estos alimentos son llevados a una presión simbólica que una simple nutrición o preferencias de sabor. Los alimentos significan estilos de vida, celebración y rituales, nutrición, personal, ética, regional e identidades regionales.
La producción y el consumo de alimentos los autores declaran que son temas de debates sobretodo con la globalización; los alimentos que ingerimos son vinculados con muchas personas de todas partes del mundo. El poder del alimento radica en ser un material y desempeñar funciones específicas simbióticas de conexión natural, sobrevivencia humana, salud, cultura y modos de vida
Los autores tratan de construir una narrativa entre economía política y discurso simbolismo cultural de la globalización y alimentación. El punto de discusión de los autores se refiere en las interconexiones aparentes y discurso cultural de los productos del mundo.
Por otra parte, los movimientos del alimento entre local/global y global/local es mediado por el dinamismo del poder y resistencia que representa contextos de significados. La mercancía y los procesos de mercantilización representa un perplejo y conceptos relacionados económicos, social, cultural, político y moral. Los autores ponen en debate entre la relación de mercancías y mercantilización desde una perspectiva mundial.
Los autores argumentan que la entidad puede ser una mercancía socialmente y culturalmente definida en situaciones. Los autores definen “mercancía situacional” en la vida de cualquier “cosa”, como “la situación de cambio” (pasado, presente y futuro).
El término “contexto de mercancías” se refiere a la variedad de “arena social, dentro y entre unidades culturales que pueden ayudar en la candidatura de una cosa.
Cuatro suposiciones acerca de lo que puede llamarse “mercantilización”: (1) objetivación; (2) fungibilidad; (3) mercatibilidad y (4) equivalencia en dinero.
En la vida social de la tortilla, los autores se siguen la historia bajo cuatro épocas: la era pre-colonial, la era colonial, el desarrollo y era construida en nación y la era de la globalización. Dichas épocas marcaron una intensificación progresiva de las políticas entre mercatibilidad y venerabilidad de la tortilla.

Comentario personal

Estoy de acuerdo con los autores que en materia de producción y de aspectos culinarios y hasta de consumo existe variación. Una gama de alimentos diversificado considero que para nuestro organismo es más provechoso que ingerir un solo tipo de alimento.
En cuanto a la forma de producir los alimentos, resulta un tema muy polémico; algunos preferirán alimentos que llevan conservadores, aditivos, entre otros y para otros preferirán alimentos frescos, recién salidos de la huerta. Desafortunadamente , con la globalización las formas ancestrales de producción de alimentos se está perdiendo y en lugar de ello, se está implementando una cultura a base de prácticas externas a los productores. En ese sentido, considero que la producción de huertos familiares es una opción viable para las familias mexicanas, teniendo un pedazo de suelo en el traspatio de sus casas pueden hacer una agricultura intensiva de especies hortícolas que forman parte de la canasta básica cotidiana. Pero esta cultura se está perdiendo, la cual debería conservarse y difundirse de generación a generación ya que tenemos las condiciones óptimas para implementarlo.
En cualquier celebración están presenten los alimentos ya sean preparados naturalmente o empaquetados. Para el caso de los mexicanos siempre están presenten las tortillas, pero en la actualidad debido al precio de la tortilla que oscila entre $8-9 pesos, ya no es tan simple en pensar en grandes celebraciones. La causa por la que se están padeciendo dicha crisis en la tortilla, se debe por varios factores, entre ellos a los altos costos de producción del maíz, lo cual los campesinos ya no se arriesgan a sembrar maíz, sino que están buscando otras alternativas de empleo para mantener s sus familias.

1 Comments:

Blogger Ron said...

¿No podría ser el precio un estímulo a la gente a volver sembrar en vez de comprar maseca? Vamos a ver. Las huertas familiares (y las milpas, ¿por que no) son parte de la solución estoy de acuerdo. En Mexico, aun urbano, hay todavía esa cultura.

20 May, 2007  

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home