Thursday, June 21, 2007

Recuperar lo nuestro ...

Cano Castellanos, Ingreet J. et al. (2006), Recuperar lo nuestro: una experiencia de restauración ecológica en predios del embalse de Chitacá, localidad de Usme, Bogotá, D. C. Universidad Nacional de Colombia

Los seres humanos también forman parte de los ecosistemas y al igual que el resto de elementos, son piezas de gran importancia. Por ello, al contemplar la naturaleza se deben considerar igualmente las relaciones que los grupos sociales establecen con los demás elementos.
El campesinado, por su parte, tiene sus formas de valorar y manejar los recursos que le ofrece la naturaleza. Muchos de ellos, consideran la tierra que les brinda los alimentos, un bien ofrecido por Dios.
El campesinado, conserva algunos conocimientos de las tradiciones indígenas, pero además es testigo y agente activo de los cambios que se producen en su entorno.
Las comunidades rurales tienen presente la desaparición de algunas fuentes de agua, saben qué plantas son más vulnerables a los cambios climáticos, qué lugares se han cubierto nuevamente con vegetación nativa después de ser abandonados y cuáles son los efectos de la introducción de plantas exóticas. Tales aspectos corresponde al conocimiento local que un grupo social hereda de sus antepasados, experimenta en su diario vivir y/o adquiere por medio del contacto con otras personas que llegan al territorio.
Las interacciones entre los seres humanos y los entornos surgen los paisajes. Estos últimos reflejan claramente las concepciones culturales que guían las acciones humanas, es decir, aquello que lleva a un grupo social a apropiar los entornos de una manera particular.
Es imprescindible reconocer los aspectos positivos y negativos de la capacidad de transformar todo aquello que nos rodea. De este modo, se hacen visibles las heridas o el deterioro que presenta el rompecabezas del cual formamos parte. Una vez logramos reconocer el deterioro del entorno como un problema que nos pertenece, es posible contribuir en la recuperación de los elementos degradados y la funcionalidad de los ecosistemas.
La restauración ecológica es una labor iniciada por investigadores (biólogos, ecólogos o ingenieros forestales), no obstante en ella todos los grupos sociales pueden contribuir. Los miembros de las comunidades pueden emplear su conocimiento y sus capacidades organizativas para conservar los recursos que garantizan su sobrevivencia.
A través de la participación los integrantes de un grupo social toman parte de un asunto o situación que les interesa mutuamente. La participación debe ser un acto consciente y voluntario.
Para lograr la participación en el trabajo con las comunidades, es necesario entablar relaciones de respeto, pero también lazos de confianza y afecto mutuos. La promoción de la participación comunitaria implica la realización de actividades, pero sobre todo la generación de procesos sociales, a través de los cuáles los participantes fortalecen sus capacidades y asumen acciones colectivas.

Comentario personal:

Actualmente, pareciera que el ser humano fuera el que predominara en el planeta Tierra, ya que puede hacer y deshacer con los elementos que se encuentran a su alrededor y en especial a la naturaleza. La visión debiera ser, tal como se declara en este trabajo, que estamos inmersos en un sistema y en donde todos los elementos son cruciales para el buen funcionamiento del sistema. De alterar o modificar algún elemento, se debe reflexionar que tarde o temprano se presentaran las secuelas de la alteración.
Hoy enfrentamos muchos problemas por el deterioro ambiental, entre ellos el calentamiento global, el cual está preocupando mucho y en las noticias se comenta que en un futuro mucha gente será desplazada de aquellos lugares en donde el calor es intenso, y la pregunta es ¿dónde serán reubicadas a dichos individuos?.
Insisto que el conocimiento local de los individuos, juega un papel muy importante. Las programas gubernamentales está la idea de anular el conocimiento local, en dichos programas ya viene contemplado la forma de operación y se margina la voz de la sociedad nativa, la cual ha vivido e interaccionado con sus modos de producción por años.
Los paisajes es una evidencia más del deterioro ambiental que padecemos, hoy en día son pocos los paisajes naturales y están emergiendo “paisajes artificiales” manipulados por avances tecnológicos.

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home